La mesa redonda “Sin límites a la innovación: así serán las etiquetas de vino del futuro”, organizada por Grupo Argraf en el marco de la Barcelona Wine Week, reunió en el escenario a cinco destacados profesionales del mundo del etiquetado, cuyas reflexiones fueron seguidas con atención por un nutrido grupo de asistentes.

 

Ponentes de Argraf en la Barcelona Wine Week

El encuentro fue moderado por Miguel Ángel Torroba, Director General de Argraf Cataluña, quien estuvo acompañado por grandes figuras del diseño como Carles Anadón (director de proyectos en Seriesnemo) y Miquel Capo (Codirector y Director Creativo de Bas—Capo), además de expertos en papelería y materiales de estampación como Miguel García (Avery Dennison) y Cristian Sillero (Comercial Arqué).

 

Mesa redonda Argraf en BWW 1

 

La mesa redonda se inició con una reflexión sobre la importancia de las etiquetas en la imagen de marca de los vinos, su papel en la decisión de compra y su capacidad para contar historias, provocar y transmitir la personalidad de la marca que hay detrás. Inmediatamente se entró en materia, ayudando al público a vislumbrar los avances que sectores como el de la cosmética ya están implementando y que en pocos años pasarán a ser habituales en el etiquetado de bebidas, y más concretamente, de vinos. En este sentido, los diseñadores dieron un pequeño ‘tirón de orejas’ al sector vitivinícola, que en general adopta una postura conservadora y suele ser de los últimos en abrazar las tendencias emergentes, en contraposición a otros sectores, como el de la cosmética, que se erigen como ‘early adopters’ en materia de packaging.

 

Mesa redonda Argraf en BWW 2

 

La sostenibilidad se reveló como una de las tendencias con mayor peso en la elección de los materiales. Miguel García destacó la importancia de contar con materiales sostenibles, reutilizables y reciclables, mientras que Cristian Sillero apuntó a que ese es el principal reto que se suma a la estampación en materiales novedosos como madera o terciopelo. En este sentido, empieza a haber una clara preferencia por la utilización de etiquetas de cáñamo, algodón y caña de azúcar, que presentan ciclos de producción más cortos y respetuosos con el medio ambiente, y por las etiquetas que se retiran sin dejar marca, que facilitan la reutilización de las botellas.

Los diseñadores aprovecharon para explicar qué avances les gustaría incorporar a sus diseños. Carles Anadón mostró su deseo de experimentar con papeles capaces de adaptarse a las curvas de las botellas, para que puedan colocarse en cualquier lugar de la misma, eliminando las trabas a la creatividad. También señaló su interés en contar con papeles industriales con apariencia de estar hechos a mano, que es una tendencia del lujo que en Japón ya se está ejecutando con resultados muy satisfactorios.

 

Mesa redonda Argraf en BWW 3

Miquel Capo, por su parte, enfatizó la lentitud con la que evoluciona el etiquetado del vino, y la importancia del diseño como recurso principal para marcar la diferencia. En este sentido, la conversación trató exploró también otras posibilidades, como etiquetas cuya imagen cambie completamente al mojarse o cambiar de temperatura, “como si pasaras de pantalla”. Por otra parte, los diseñadores revelaron que ya se está trabajando en logos capaces de encriptar información y que sustituirán a los antiestéticos códigos QR en el futuro. Un mundo de posibilidades en el que también están presentes los contenidos específicos para gafas inteligentes.

Una actividad llena de interesantes aportaciones cuyas conversaciones tuvieron continuidad en el stand con el que Grupo Argraf participaba en la Barcelona Wine Week. Un espacio de encuentro en el que siempre surgen nuevos proyectos, que sin duda seguirán marcando el camino de la innovación en el packaging y el etiquetado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicar comentario