El fabricante de etiquetas, Grupo Argraf, acaba de invertir un millón de euros en su primera máquina digital en bobina y tiene previsto incorporar cuatro más hasta 2020. Según nos informa su director general, Alberto Torroba, la adquisición de esta máquina gisital forma parte de nuestra apuesta por la modernización del parque para dar el mejor servicio a los clientes, lo que al mismo tiempo supondrá la incorporación a la plantilla de entre 15 y 20 personas.

La compañía se fundó en 1939 y es dirigida por la tercera generación. En 1999 se centraron en el mercado de las etiquetas autoadhesivas en bobina con la incorporación de su primera máquina de flexografía y en la actualidad tienen uno de los mayores parques de esta tecnología de España. Hace tres años apostaron por el offset e bobina y ahora incorporan el servicio digital.

Grupo Argraf viste más de 2.500 millones de envases al año y son líderes españoles en el etiquetado del vino.

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée

1 × 4 =

Publier des commentaires